lunes, 20 de febrero de 2017

MENOPAUSIA, SOFOCOS Y ACUPUNTURA

La menopausia es la fecha de la última regla a partir de la cual cesan definitivamente las menstruaciones. Se trata de un proceso fisiológico de instauración progresiva que aparece entre los 45 y los 55 años.
Las manifestaciones clínicas más frecuentes son: alteraciones menstruales por hemorragia uterina disfuncional, el síndrome vasomotor (sofocos), la sequedad y atrofia vaginal, los síntomas urinarios, y la disminución de la masa ósea (1).
Muchas mujeres intentarían cualquier cosa para deshacerse de los sofocos que suelen acompañar a la menopausia. Puesto que el tratamiento hormonal sustitutivo (THS) se asocia con un incremento de los riesgos de cáncer de mama y endometrio y de trombosis venosa profunda, cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular y tromboembolismo pulmonar, su uso solo se justifica en casos de alteraciones de la calidad de vida muy relevantes. No deben prescribirse tratamientos a largo plazo (más de 5 años) porque los riesgos pueden superar los beneficios. Los fitoestrógenos están aún poco estudiados. En general, muestran un efecto modesto sobre el síndrome climatérico. Se desconocen los posibles efectos secundarios de los fitoestrógenos a largo plazo. 
En definitiva, actualmente en la mayoría de los casos se recomenda un tratamiento no frmacológico. Por ello, cada vez más investigadores están buscando evidencia en la acupuntura. Por el momento no disponemos de una evidencia científica suficiente para demostrar la eficacia de la acupuntura. Una revisión sistemática sugiere una modesta mejoría de los sofocos y la sequedad vaginal con productos de soya y pequeños estudios sugieren que la hipnosis clínica reduce significativamente los sofocos (2).
Dado que no disponemos de un tratamiento alternativo al tratamiento hormonal sustitutivo cada mujer debe valorar si puede tolerar los síntomas y si no los tolera cómo va a hacer frente a ellos.
Si estas pensando en la acupuntura, te voy a resumir su visión de la menopausia: la Medicina Tradicional China es una medicina fundamentalmente energética, se basa en regular la propia energía del organismo, cuyo desequilibrio, por exceso o por defecto, causa las diferentes enfermedades. El tratamiento se basa en requilibrar la energía. Energéticamente, el riñón, de naturaleza Yin, además de producir la orina e intervenir en el metabolismo del agua, tiene otras funciones, coma dirigir la procreación. La menopausia se inicia con un descenso de las hormonas femeninas. El Yin de riñón, asociado a los líquidos, disminuye y se produce sequedad en la pelvis, que afecta a los órganos sexuales, dando sequedad en vagina y uretra. El calor, que durante la etapa fértil se eliminaba cada mes con la sangre de la regla, en la menopausia se va acumulando y asciende hasta la cabeza dando sofocaciones. Las sudoraciones nocturnas se producen por el déficit de Yin de riñón. y por eso el tratamiento consiste en tonificar el Yin de riñón con los puntos adecuados, dirigir el calor ascendente hacia abajo y tratar síntomas como ansiedad e insomnio con puntos de relajación. También se recomienda evitar todos los estimulantes (café, té, chocolate…), carne roja y alimentos picantes porque aumentan el calor y el Yang. Y para tonificar el Yin : beber agua, tomar fruta y caldos, bañarse, nadar, dormir lo suficiente, hacer la siesta...
Si te has decidido por la acupuntura y estás en Barcelona no dudes en contactar con Acupuntura Viva aquí .

BIBLIOGRAFÍA
IMAGEN de <a href="http://www.freepik.com/free-photos-vectors/fondo">Fondo vector created by Kjpargeter - Freepik.com</a>

(1) Problemas de la reprodución y del aparato genital. Revista AMF 2012

(2) Hormone Therapy and Other Treatments for Symptoms of Menopause. D. ASHLEY HILL, MD, and MARK CRIDER, MD, University of Central Florida College of Medicine, Orlando, Florida SUSAN R. HILL, MD, Orlando, FloridaAm Fam Physician. 2016 Dec 1;94(11):884-889.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.