martes, 5 de agosto de 2014

MASTITIS DURANTE LA LACTANCIA

Aprovehando que es la semana mundial de la lactancia materna, voy a dejar un post sobre las mastitis durante la lactancia.
¿Qué és?

Puedes notar un bulto duro y doloroso q puede acompañarse de febrícula y malestar.Si NO no está caliente ni rojo y NO hay fiebre, es una OBSTRUCCION. Una MASTITIS es una obstrucción que se ha infectado. Normalmente ocurre en un solo pecho y en un solo cuadrante.
¿Qué síntomas da?

Puedes sentir escalofrios o temblores, fiebre superior a 38º C, malestar general y una zona de un pecho dura y redondeada, muy caliente y roja. Al mismo tiempo la mastitis da como síntomas astenia y decaimiento importantes. La madre no se siente capaz ni de sostener su bebé en brazos.

Existen otras manifestaciones de mastitis como sensación de quemazón, dolor intenso y pinchazos al amamantar sin llegar a tener fiebre.

Ambos casos se deben a una infección microbiana de la leche materna. La leche humana contiene muchos tipos de bacterias conviviendo en armonía que forman parte de la inmunidad de la leche. En determinadas ocasiones, es posible que algunas cepas crezcan de manera excesiva y hagan desaparecer al resto. 
¿Qué hacer?

Seguir las mismas pautas que para la obstrucción: 

- Antes de la toma aplicar calor local: Con esterilla eléctrica, secador de pelo, paños calientes y húmedos, la ducha, todo vale mientras se caliente la zona. 

- Masajear la zona durante unos tres minutos, con un cepillo de pelo de bebé o de dientes suave, con movimientos redondos, y en dirección al pezón. 

"Tetitas" en el avión con mi hija de 3 años
- Colocar el niño a mamar, de manera que la barbilla quede justo encima, o por lo menos en dirección a la obstrucción. Esto se hace por que la zona de pecho que queda mejor drenada es la que queda situada bajo la barbilla del bebé. Por ejemplo, si la obstrucción es en el cuadrante superior externo del pecho (tocando a la axila), la posición será en rugby (el niño por debajo del brazo, sus pies salen por detrás de la espalda, y su cabeza descansa sobre tu mano). 

Si te queda una mano libre, masajea la zona en redondo y hacia el pezón , mientras el niño mama. 

Procura que mame más veces y más rato de ese pecho, y ves cambiando de posición, normalmente en 24 horas más o menos habrá desaparecido.

Acude a tu médico para que te valore y te recete un antibiótico adecuado, compatible con la lactancia. Sigue el tratamiento hasta el final, aunque los síntomas desaparezcan en pocas horas, pues una mastitis mal curada puede acabar en un abceso. Si lo necesitas, el médico te recetará también algún anti-inflamatorio, o antipirético para el dolor y la fiebre.
A pesar de ser una infección, tu leche no le hará ningún daño a tu hijo. Es muy importante seguir dando de mamar del pecho afectado, pues dejar de amamantar podría facilitar mucho que se desarrollara un abceso. Notarás que la retención de leche dispara la fiebre, por ello es importante mantener el pecho blandito. Puede ser de ayuda un sacaleches si después de amamantar el pecho todavía está duro.
Cuando hay una mastitis la leche se vuelve algo salada en el pecho afecto y algunos bebés lo rechazan. En ese caso es importante drenar con un sacaleches.
Es importante hacer reposo durante unos días, y para ello será necesario tener el apoyo de la familia. A menudo, detrás de una mastitis, hay un fuerte agotamiento de la mamá, o quizás fuertes tensiones familiares, y tener una mastitis es una manera que tiene nuestro cuerpo de llamarnos la atención, y de hacer que miremos un poquito por nosotras .
Por ello nos ayuda la visión de la medicina tradicional china (MTC) que considera que esta enfermedad está relacionada con el estado emocional de la paciente, con una mala nutrición o con ambas. Si la madre está sujeta a emociones cómo la cólera o la indignación, el Qi de Hígado se estanca, los orificios se bloquean y la leche no fluye; entonces la leche estancada se convierte en pus.
Las mamas están recorridas por los meridianos de estómago -uno de cuyos puntos es el orificio del pezón (E17)- e internamente por el meridiano de Hígado. Los conductos galactóforos pertenecen a los vasos penetrantes del meridiano de Chong Mai. Otros meridianos implicados en la patología mamaria son Bazo, Ren Mai y Riñón.
Las mastitis se producen por lo que la MTC denomina "calor de estómago" que es un estancamiento de calor tóxico en el meridiano de estómago que acaba afectando el qi de hígado.
Las causas pueden ser :
  • Externas: lesión del pezón producida por el lactante. Alimentación rica en dulces o grasas que pueden producir el calor en el estómago
  • Internas: emociones como el exceso de ira , cólera que producen un estancamiento del qi de hígado. Exceso constitucional de yag que puede producir calor en hígado-estómago.
Debido al calor , la lengua tendrá una saburra amarilla y grasa.
Dicho de otro modo, la obstrucción es con frecuencia la consecuencia de una mayor densidad de la leche a causa del calor interno. Lo más habitual es que eso se deba a una dieta desequilibrada y generadora de calor. Aunque también pueden influir causas emocionales que perturben la circulación de Qi de hígado, lo que a su vez puede generar calor.
La acupuntura se puede utilizar para prevenir la mastitis, y también se puede utilizar para tratarla, juntamente con el tratamiento antibiótico mencionado.El diagnóstico de medicina oriental involucra todo el cuerpo, y percibe que la parte inferior del cuerpo (el útero) es fría y deficiente después de dar a luz, mientras que la parte superior del cuerpo (el pecho) tiene calor, causando un desequilibrio en la armonía del qi o energía.
El tratamiento con acupuntura quiere armonizar la circulación de energía y quitar el calor. Algunos ejemplos: para quitar el calor de estómago (ej. E44), drenar la humedad y el pus ( ej. E40, B9, B6) y desobstruye al hígado (ej. MC6, TR6). Los puntos utilizados no están en la mama afectada pero tratan la mama específicamente (ej. VB41, E18).
Estos métodos están libres de efectos secundarios y completamente natural. La madre no tendrá que preocuparse por nada que afecte a la calidad de la leche o de la salud de su bebé. Una sesión de acupuntura también servirá para relajar a la madre y aliviar el dolor. Sesiones de acupuntura se asegurará el buen flujo del qi, a lo largo del cuerpo de la madre, que proporciona una sensación de bienestar y acelerar el proceso de curación.

1 comentario:

Gracias por tu comentario.