martes, 15 de julio de 2014

VERANO

Post publicado por: Dra. SANDRA AUDI LAPIEDRA

Imagen creada por Sandra Audi Lapiedra.
Para la mayoría de occidentales el verano significa calor, más horas de luz, vacaciones, fin del colegio... en mi caso ya veis en la imagen que la lista de cosa para hacer en verano.

Para la medicina tradicional china, los seres humanos somos un elemento más dentro del macrocosmos; por ello el clima y las estación del año son elementos a tener en cuenta para realizar un diagnóstico de salud y también para su tratamiento. Cada estación está asociada con un elemento natural, un órgano y una emoción. 

El verano es la estación del crecimiento y la maduración, de mucho sol y diversión, de ejercicio intenso y comida ligera. En el verano gobierna el fuego, la energía del corazón.

El VERANO pertenece al movimiento fuego. Es el momento en que la energía se expande en todas direcciones. Se tiende a destinar más tiempo a la creatividad, entendida como canal de expresión de lo que se está desarrollando en nuestro interior y necesita manifestarse en el exterior. Los que nos permite estar mucho más comunicativos con nuestro entorno.
Es el movimiento de la acción, de extenderse y llevar a cabo las iniciativas a su máxima expresión.
La emoción asociada al verano es la ALEGRÍA, entendida como la alegría de vivir y de estar vivo; por eso muchas personas se sienten más felices en verano. 
Y el órgano asociado es el CORAZÓN. Si el corazón está en deficiencia podemos sentirnos sin ganas de vivir e incapaces de sacudir la tristeza propia del invierno. Y si por el contrario, nuestro corazón se encuentra en exceso puede que sintamos euforia excesiva e hiperactividad.
Los consejos para ésta estación son llevar a cabo nuestros deseos que hemos gestado en invierno y primavera. Combatir nuestras preocupaciones con la risa y la compañía de nuestros seres queridos. Disfrutar al aire libre, evitando las horas de más sol y potegiendonos del calor: bebiendo abundantes líquidos, con ropa ligera. Ya que el calor, suele acompañarse de humedad y causa síntomas como sed y sudoración excesiva, fiebre repentina y estreñimiento.
El fuego, si no dispone de materia para consumir, se agota, por lo que se recomida disfrutar al máximo de ésta época pero también descansar las horas necesarias y hacer la siesta.
El verano es la estación del crecimiento y la maduración, de mucho sol y diversión, de ejercicio intenso y comida ligera. En el verano gobierna el fuego, la energía del corazón.
Dieta para el verano: alimentos frescos y ligeros como ensalada y fruta, tomar abundantes líquidos ( agua, zumos , licuados...). Se puede añadir alimentos amargos, ya que és el sabor que le gusta al corazón.

1 comentario:

Gracias por tu comentario.